Ir al contenido principal

Faulkner



Por Hernán Ronsino.
Cuenta Onetti que cuando Faulkner murió los comerciantes de Oxford pusieron en sus negocios un cartel que decía: “En memoria de William Faulkner este negocio permanecerá cerrado desde las dos a las dos quince”. No sé si será cierto lo que cuenta el uruguayo pero en el caso de que sea cierto hay una forma de homenaje, ahí, en ese tiempo suspendido, breve, donde no se hace dinero. Un tiempo que no es dinero dedicado a recordar a un escritor. ¿Pero cuántos de esos comerciantes lo habían leído? ¿Y cuánto, a su vez, había de mito en ese duelo? ¿Cuánto del mito que sobrevuela, hoy, alrededor de Faulkner? Esa imagen, por ejemplo, que los hermanos Coen muestran en Barton Fink. Un hombre aturdido – no sólo por dinero – que escribe, borracho, guiones para proyectos de películas que muchas veces se frustran. Un genio desesperado. Ese hombre que recién podrá superar sus problemas económicos cuando reciba el Nobel. ¿A quién homenajeaban, entonces, los comerciantes de Oxford? ¿Al autor consagrado, mítico o a Billy? Billy, el tipo que era como ellos. Que parecía como ellos. (seguir leyendo Un artefacto que deja huellas)

Comentarios

Valeria De Vito dijo…
es un texto precioso el que escribiste, tal como siempre, nos tenés acostumbrados!
Silabas Negras dijo…
Gracias Valeria!

Entradas más populares de este blog

La descomposición según Sarlo.

Afinidades electivas, Por Beatriz Sarlo, en Ficciones argentinas, Mar Dulce Editora.
El narrador fue testigo casi involuntario de la muerte violenta de su mujer a quien encontró, bajo la ducha, con su hijo. Ocultó esa muerte, dijo que ella lo había abandonado y enterró el cadáver en la quinta donde vivían. Este episodio, que rearticula todo, no tiene una anticipación en las 128 páginas anteriores. La mujer, violada o amante (incestuosa), ha muerto cuando empieza La descomposición pero no se dice nada hasta esas páginas finales, excepto un indicio, al comienzo: “Ya es tiempo de levantar este luto”. Sería fácil señalar que Hernán Ronsino eligió un narrador que calla la escena crucial porque busca tensar el suspenso; o que ese narrador, dispuesto a levantar el luto, no recuerda la muerte hasta el final de la novela. Sin una anticipación fuerte, la idea de suspenso queda descartada, porque el lector no espera lo que nada le indica que va a suceder, ni desea saber más sobre un hecho que i…

Nuevo libro

Dos reseñas de Notas de campo:

Revista Ñ: 
https://www.revistaenie.clarin.com/revista-n/literatura/profesores-violin-chivilcoy_0_SyJr0Czae.html

Revista Los Inrocks:
http://www.losinrocks.com/musica/hernan-ronsino-ensayo-notas-de-campo

Taller de lectura