Ir al contenido principal

Editorial Municipal de Chivilcoy.




El año pasado se sancionó, a través de una ordenanza, la creación de una Editorial Municipal que tiene como fin promover la actividad cultural y literaria de los escritores locales. Con concursos anuales donde se premiarán en cada período distintos géneros narrativos y, a su vez, rescatando del pasado una obra olvidada y necesaria para la cultura chivilcoyana.
Del primer concurso, cuyos géneros eran cuento y poesía, fueron premiados los libros de Gustavo Tenaglia, Cielo Mastrantonio y Elena Garritani.
Tenaglia maneja en su libro “Mastín napolitano” una escritura precisa, clara y potente. Es un narrador que explora la oralidad y ciertas regiones de la cultura popular. Los relatos de Tenaglia siempre nos dejan una extraña vibración que sucede entre el impacto y la reflexión.
Cielo Mastrantonio publica su primer libro de poesía “Los cielos que me siguen” y un nuevo libro de cuentos “El último refugio”. En narrativa, los textos de Cielo buscan hacer trabajar al lector. Uno debe extraviarse y en ese extravío descifrar la espesura de la historia. Una narración por lo tanto hecha de climas, de fragmentos. De una prosa contundente. En la poesía de Cielo – admiradora de Juan Gelman – vibra en la superficie una música que desnuda, en su profundidad, una fuerte sensibilidad. Los poemas de Cielo son ritmos que dejan la emoción en el cuerpo del lector.
Elena Garritani publica su tercer libro de poesía “En la rueda del sol”. Después de “Sin naufragio aparente” y “Este grano de sal”. Los rasgos fuertes que delimitan la obra de Garritani suceden en una zona de exilio. Los barcos, el mar, los viajes, el cuerpo, el homenaje a los poetas. Y la palabra enhebrando esas experiencias. Ahí, en esos resquicios, sucede la voz de Garritani.
Este año la reedición fue para “El pueblo de Sarmiento” de Mauricio Birabent. Un clásico que narra los orígenes de Chivilcoy pero que, a diferencia de otras reediciones, incorpora el espacio para repensar y debatir no sólo la forma en que fue escrito sino también el sustrato ideológico que sostiene a uno de los libros fundantes de la memoria del pueblo.
La editorial Municipal, entonces, ha llegado para quedarse porque nacida bajo una gestión política – Anibal Pitelli, Rodolfo Amar y Florencia Vaccari – debe excederla, según la ordenanza, en su continuidad. Es decir, ya es parte de la comunidad. Y eso es lo que celebramos.
El 18 de mayo a las 20 hs en el salón del Concejo Deliberante se presentarán los cinco libros.  

Comentarios

Entradas más populares de este blog

La descomposición según Sarlo.

Afinidades electivas, Por Beatriz Sarlo, en Ficciones argentinas, Mar Dulce Editora.
El narrador fue testigo casi involuntario de la muerte violenta de su mujer a quien encontró, bajo la ducha, con su hijo. Ocultó esa muerte, dijo que ella lo había abandonado y enterró el cadáver en la quinta donde vivían. Este episodio, que rearticula todo, no tiene una anticipación en las 128 páginas anteriores. La mujer, violada o amante (incestuosa), ha muerto cuando empieza La descomposición pero no se dice nada hasta esas páginas finales, excepto un indicio, al comienzo: “Ya es tiempo de levantar este luto”. Sería fácil señalar que Hernán Ronsino eligió un narrador que calla la escena crucial porque busca tensar el suspenso; o que ese narrador, dispuesto a levantar el luto, no recuerda la muerte hasta el final de la novela. Sin una anticipación fuerte, la idea de suspenso queda descartada, porque el lector no espera lo que nada le indica que va a suceder, ni desea saber más sobre un hecho que i…

Nuevo libro

Dos reseñas de Notas de campo:

Revista Ñ: 
https://www.revistaenie.clarin.com/revista-n/literatura/profesores-violin-chivilcoy_0_SyJr0Czae.html

Revista Los Inrocks:
http://www.losinrocks.com/musica/hernan-ronsino-ensayo-notas-de-campo

Taller de lectura