Ir al contenido principal

Pueblos originarios

CONCURSO DE CUENTOS SOBRE PUEBLOS ORIGINARIOS
Con el objetivo de acercar a los chicos en edad escolar a la cultura de los pueblos originarios, fomentar la interculturalidad y los hábitos de lectura y escritura, la Municipalidad de Chivilcoy invita a participar del 1er concurso de cuentos, organizado por el Suplemento Cultural La Liebre. Bases: 1- Podrán participar en este concurso chicos cuya edad esté comprendida entre los 10 y los 18 años, cualquiera sea su lugar de origen y residencia, que presenten obras originales que traten el tema de los pueblos originarios de América latina. Según la edad, participarán en la categoría Tierra o Sol. “Tierra” aquellos que tengan entre 10 y 13 años y “Sol” entre 14 y 18. 2- Cada concursante podrá presentar por triplicado un único cuento, que debe ser inédito, firmado con un seudónimo. En un sobre tamaño carta deberá escribir (en el frente) el título de la obra, la categoría y el seudónimo. Este sobre pequeño debe contener una hoja con los datos siguientes: nombre y apellido del autor, edad, escuela a la que concurre, domicilio completo, correo electrónico y teléfono. 3- Se otorgarán para cada categoría 2 (dos) premios consistentes en órdenes de compra por un valor de $100 cada una para ser utilizadas en la Librería Adagio de la ciudad de Chivilcoy y 3 (tres) menciones especiales consistentes en libros. 4- El concurso no podrá ser declarado desierto. 5- El jurado estará integrado por tres columnistas de La Liebre: María del Carmen Giuliano, Fernando San Romé y María Florencia Vaccari. Como jurado invitado evaluará los trabajos un miembro de la Comisión de los Derechos de los Pueblos Originarios. 6- El jurado emitirá su decisión sobre los cuentos seleccionados y su fallo será inapelable. 7- El otorgamiento de los premios y/o menciones establecidos en este concurso implica el reconocimiento del derecho para reproducir y difundir, en los medios locales y provinciales las obras galardonadas. La entrega de premios se realizará el día 12 de octubre, en un acto con horario y lugar a confirmar. 8- Los trabajos se recibirán entre el 15 de agosto y el 30 de septiembre de 2008. Todas las obras deberán ser enviadas a: Concurso Pueblos Originarios – Categoría (Tierra o Sol) Suplemento La Liebre Diario La Campaña Avenida Villarino 137 Chivilcoy 9- Los cuentos participantes no deberán superar su extensión a las 2 (dos) carillas en papel tamaño carta o A4, claramente mecanografiadas en una sola de sus caras. Se sugiere el tipo de letra Arial, en tamaño 12. 10- La presentación de una obra en este concurso implica la aceptación, por parte del autor, de las presentes bases. 11- No se realizará la devolución de los originales presentados. 12- Informes: laliebredechivilcoy@gmail.com
Auspicia: Dirección de Cultura y Secretaría de Seguridad y prevención de la Municipalidad de Chivilcoy.
www.laliebredechivilcoy.blogspot.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Taller de lectura

Notas de campo: Quinta entrega

La escritura de Alfredo Gómez Morel se funda sobre una vida negada y perseguida. Gómez Morel tiene algo de “El Niño Proletario” de Lamborghini pero, a diferencia de Stroppani, hará sonar, de a poco, su propia voz. Es el desplazado que cuenta. Gómez Morel escribe desde la cárcel de Valparaíso su libro más famoso, El Río, publicado en 1962. La solapa, esa forma de reproducir mitos, dice que estuvo preso más de doscientas veces y que fue custodio de Perón en la década del setenta, un dato, por otro lado, incomprobable. Luego de El Ríoescribió La Ciudad y El Mundo componiendo una trilogía autobiográfica. El río es el Mapocho. Ese hilo de agua, oscuro, que baja de las montañas y atraviesa a Santiago de Chile. Pero el Río, así, con mayúsculas es también un espacio de contención para los pelusas que, poco a poco, irán filtrándose en el mundo de la delincuencia. Gómez Morel en El Ríocuenta, entonces, su vida. La vida de un chico que fue despreciado y golpeado por una madre prostituta; intern…

Notas de campo: Cuarta entrega

Desde que la pelota sale de los pies de Tostao hasta que Pelé dispara contra el arco de Uruguay, sólo pasan seis segundos. Y en esos seis segundos se teje una jugada que quedará grabada para la historia del fútbol. La escena sucede en el partido de la semifinal del mundial‘70, en México. Faltan pocos minutos para que Brasil le gane tres a uno a Uruguay. Las cosas están definidas. No va a pasar nada relevante que pueda alterar el dato objetivo de la historia. Sin embargo, lo que ocurre es un acontecimiento. Es decir, eso impensado que irrumpe para sacudir algo del presente y condicionar, como un fantasma, el futuro. Tostao le pasa la pelota a Pelé. Pelé, a la carrera, encara al arquero uruguayo Mazurkiewicz y en la carrera se ilumina. Deja que la pelota siga su marcha y pase por un lado para, después, hacer un dribling y esquivar al arquero por el otro. Luego, superado al arquero – que tira un manotazo desesperado –, alcanza la pelota y patea con el arco casi libre – un defensor urugu…